Inicio / Comunicación / Comunicados de prensa


Comunicados de prensa


Jornada de apoyo a los comerciantes sobre la reducción del consumo de bolsas de plástico

15-06-2018

La reunión informativa contó con el patrocinio de la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio del Gobierno regional

El comercio minorista ha sido convocado hoy a una reunión informativa sobre la nueva normativa española y europea relativa al uso de bolsas de plástico. La sesión informativa se ha celebrado a primera hora de esta mañana, en horario previo a la apertura habitual de los establecimientos, para facilitar la asistencia de los empresarios. La sesión que ha tenido carácter gratuito gracias al apoyo de la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio del Gobierno regional, ha sido impartida por David Ramos, responsable del Área de Creación de Empresas y Comercio Minorista de Cámara Cantabria.

El Real Decreto 293/2018, de 18 de mayo, sobre reducción del consumo de bolsas de plástico y por el que se crea el Registro de Productores, tiene por objeto adoptar medidas para reducir su consumo, con la finalidad de prevenir y reducir los impactos adversos que los residuos generados por dichas bolsas producen en el medio ambiente, con especial atención al daño ocasionado a los ecosistemas acuáticos y en determinadas actividades económicas, como la pesca o el turismo, entre otras. Asimismo, tiene por objeto evitar la pérdida de recursos materiales y económicos que supone el abandono de las bolsas de plástico y su dispersión en el medio ambiente.

Dicho decreto afecta a todas aquellas bolsas hechas de plástico, con o sin asa, proporcionadas a los consumidores en los puntos de venta de bienes o productos, lo que incluye la venta online y la entrega a domicilio. Establece también diversas categorías: «bolsas de plástico ligeras», con un espesor inferior a 50 micras; «muy ligeras», con un espesor inferior a 15 micras, que son necesarias por razones de higiene o que se suministran como envase primario para alimentos a granel, como fruta, legumbre, carne, pescado, entre otros, cuando su uso contribuye a prevenir el desperdicio de estos alimentos; «de plástico fragmentable», fabricadas con materiales plásticos que incluyen aditivos que catalizan la fragmentación del material plástico en microfragmentos; y «compostables», valorizables mediante compostaje y biodegradación.

A partir del 1 de julio de 2018 se prohíbe la entrega gratuita a los consumidores de bolsas de plástico en los puntos de venta de bienes o productos, a excepción de las bolsas de plástico muy ligeras y de las bolsas de plástico con espesor igual o superior a 50 micras con un porcentaje igual o mayor al 70% de plástico reciclado. En el caso de la excepción para las bolsas de plástico con espesor igual o superior a 50 micras, los comerciantes deberán disponer de documentación proporcionada por el fabricante que acredite dicho porcentaje.

Los comerciantes cobrarán una cantidad (5, 10 ó 15 céntimos de euro, en función del espesor) por cada bolsa de plástico que proporcionen al consumidor y deberán informar a los consumidores de los precios establecidos, exponiéndolos al público en un lugar visible.

A partir del 1 de enero de 2020, se prohibirá la entrega a los consumidores, en los puntos de venta de bienes o productos, de bolsas de plástico fragmentables.

A partir del 1 de enero de 2021, se prohibirá la entrega al consumidor de bolsas de plástico ligeras y muy ligeras en los puntos de venta de bienes o productos, excepto si son de plástico compostable. Los comerciantes podrán también optar por otros formatos de envase para substituir a las bolsas de plástico.

Todas estas medidas afectarán tanto a las bolsas de plástico que se entreguen en los puntos de venta de bienes o productos como a las que puedan suministrarse en la venta online, así como a las entregadas a domicilio.

Foto alta resolución